Momo reconoce el optimismo y la pureza de su hermana Lala